Rafael Cabrera, en busca de la mejora continua

Forma parte junto a un puñado de jugadores españoles los que, a medio y largo plazo, tratan de dar ese salto decisivo que marca una carrera: el ingreso en el top-100 del mundo, primero, y después ese exclusivo top-50.

Rafa cabrera.

Todos los que jugamos al golf en Canarias tenemos como referencia a Rafa Cabrera. Hemos seguido sus inicios como jugador benjamín bajo la atenta mirada de sus padres, la compañía de sus hermanos Emma y Miguel y la tutela golfistica de Perera su profesor. Hemos conocido que después de los años de gloria como jugador amateur -en los que sumaba participaciones por victorias en cualquier lugar de España y Europa- llega la dureza del mundo profesional de este deporte que casi 10.000 personas practicamos en Canarias. Jugar y clasificar entre los ochenta jugadores que acaban los torneos se convierte en el primer objetivo. Además terminar entre los top 10 se convierte en una odisea.

Conoce el sabor del triunfo pues en el Open de Austria, en 2009, en la cuarta y última jornada, aunaba todo su talento, creatividad y técnica, para firmar una extraordinaria vuelta de 60 golpes que le daba su primera victoria en el Circuito Europeo. Este año, en octubre, lo tuvo muy cerca de nuevo, en el Masters de Portugal, cuando salía con 1 golpe de ventaja y después de 3 vueltas “casi perfectas”: 69, 65 y 64. El domingo en su último recorrido, perdía hoyo a hoyo sus posibilidades de victoria pues los birdies no caían y además sumaba un bogey y un doblete en el Amen Corner de Vilamaura. Sacando raza y fortaleza, en los últimos 4 hoyos lograba 3 birdies con lo que terminaba segundo, su mejor resultado este año junto al séptimo puesto en el Open de Abu Dhabi HSBC, la tercera posición en Qatar (Masters Commercial Bank Qatar) y el cuarto lugar en el Abierto Maybank de Malaysian, después de haber jugado 30 torneos por el mundo y acumular unas ganancias de $ 1.129,375. Nos comentaba, al terminar en el Algarve: “lo más importante… he vuelto a sentir muy de cerca la posibilidad de ganar, … lo he vuelto a ver, así que estoy como loco por salir a jugar de nuevo.”

Es un estratega del golf, suma técnica, inteligencia y porcentaje de probabilidades para ejecutar sus golpes. Se ha asentado en la categoría al mejorar sus resultados medios en este 2011, con pocos cortes fallados y muy buenas clasificaciones. Su puesto 30º en la orden del mérito (Race to Dubai)  le da un primer gran salto de calidad, pues le da derecho a jugar el British Open y competir con la élite del golf mundial y puede que así encuentre el camino de entrada para formar parte del grupo de los “50 top ten”.

Todos deseamos verle jugar en la tele la última vuelta en el partido estelar o venir desde atrás con un montón de birdies en la tarjeta que le llevan a levantar el putt hacia el cielo en el hoyo 18 y sonreír como solo lo hacen los grandes. El deporte canario necesita de un Rafa, de un Carlos, de un Pedro, de una Emma para que todos, jugadores, campos, clubs, infraestructura e industria golfista tengamos grandes metas que cumplir. Es solo una parte del camino, el otro está por andar . Que las instituciones y los sponsors apoyen el mundo del golf, y dentro de este la alta competición.

Son un buen puñado de jugadores españoles los que, a medio y largo plazo, tratan de dar ese salto decisivo que marca una carrera: el ingreso en el top-100 del mundo, primero, y después ese exclusivo top-50 que abre las puertas de las grandes citas.

Lo más importante es que hoy me siento con más ganas que nunca porque lo he vuelto a ver… He vuelto a sentir cerca la posibilidad de ganar, que al fin y al cabo es por lo que todos trabajamos. Así que estoy como loco por salir a jugar de nuevo Lo más importante es que hoy me siento con más ganas que nunca porque lo he vuelto a ver… He vuelto a sentir cerca la posibilidad de ganar, que al fin y al cabo es por lo que todos trabajamos. Así que estoy como loco por salir a jugar de nuevo

No se admiten más comentarios